Cebollas Rellenas de Bonito. Así se Hacen en Asturias

Las Cebollas Rellenas son un platillo delicioso y versátil que se puede servir como acompañamiento o como plato principal. Esta receta es perfecta para aquellos que buscan una opción vegetariana o simplemente quieren probar algo diferente. En este artículo, te enseñaremos cómo hacer cebollas rellenas de una manera sencilla y deliciosa.

Cebollas Rellenas

Cómo Preparar Cebollas de Bonito de Forma Creativa

Sabías que las jornadas gastronómicas de las cebollas rellenas de El Entrego en Asturias son un evento anual que atrae a amantes de la gastronomía de toda la región y más allá?. Durante estas jornadas, los restaurantes locales se unen para ofrecer una selección de cebollas rellenas que representan lo mejor de la cocina asturiana.

Desde la versión tradicional de cebollas rellenas de carne picada, hasta opciones vegetarianas y rellenos más innovadores, cada restaurante ofrece su propia interpretación del plato. Además, algunos establecimientos también ofrecen opciones de postre, como tartas de manzana y quesos asturianos, para completar la experiencia culinaria.

Además las Jornadas Gastronómicas de las Cebollas Rellenas de El Entrego no solo son una oportunidad para disfrutar de un delicioso plato, sino también para apoyar a la comunidad local. Al participar en estas jornadas, los visitantes pueden descubrir los tesoros gastronómicos de la región y contribuir a la economía local.


unidad

Raciones: 

4 personas

reloj

Tiempo de Preparación:

2 h. 

nivel

Dificultad:

Media


Ingredientes necesarios para hacer las Cebollas Rellenas:

  • 8 cebollas.
  • 2 pimientos verdes.
  • 400 gramos de bonito en aceite o fresco (guisado con cebolla, pimiento y tomate).
  • 3 tomates maduros.
  • 1 vaso de vino blanco seco.
  • 1 litro de caldo.
  • Una hoja de laurel.
  • 3 dientes de ajo.
  • Aceite de oliva.
  • Pimienta negra
  • Sal.

¿Cómo hacer la receta de las Cebolla Rellenas paso a paso?:

  1. En primer lugar se pelan todas las cebollas.
  2.  Luego, se hace a cada cebolla  un hueco con un vaciador. Se añade en el hueco el bonito y se tapa el agujero con la primera bola de cebolla que se sacó de cada una.
  3. Seguidamente, en una cacerola, se añade un poco de aceite. Se agregan los ajos, pimientos, tomates, todo picado fino, y la cebolla resultante del ahuecado.
  4. A continuación, se rehoga todo muy bien. En una sartén se fríen las cebollas y se las va colocando en la cacerola.
  5. Finalmente, se añade el vino, la pimienta, la hoja de laurel, el caldo y una pizca de sal a gusto.